Adaptando tu foto para impresión

Adaptando tus fotos para impresión

Antes de imprimir tus fotos tenés que saber.

La mayoría de las cámaras digitales y celulares nos ofrecen formatos diseñados para monitores o pantalas, NO para impresión.
A la hora de pasar tus recuerdos a papel recordá que debemos adaptarlas a los tamaños predeterminados de impresión.

Adaptando tus fotos para impresión

Adaptando tus fotos para impresión

Archivo Original

Las propiedades de esta imagen van a depender de varios factores, por ejemplo:

  • La marca del dispositivo de captura (cámara, celular, webcam, etc)
  • La configuración de relación aspecto elegida (14:9, 16:9, 4:3, etc…)
  • La edición que hagamos en nuestra imagen y el programa elegido para editarla.

 

Tenemos 3 opciones para adaptar el archivo original de Impresión

A

A

 

La primer opción te permite conservar absolutamente toda la imagen, depende de la relación aspecto saber que grosor será el borde blanco que usemos para completar el rectángulo.

 

 

B

B

 

En la segunda opción dejamos que el MS1 haga un corte arbitrario en la imagen.

Lo dejamos en “automático” y tenemos como resultado un centrado simétrico. (Corremos el riesgo de perder detalles)

 

C

C

 

En la última opción dejamos al criterio del impresor el encuadre.

(Dejamos sobreentendido dar prioridad a los detalles que se destaquen) En este caso salvamos la punta de la torre.

 

 

 

Compartir este artículo